Blog

Beneficios de los pétalos de rosas para la piel

Te acercamos las extraordinarias propiedades medicinales de los pétalos de las Rosas Aleia. Te ayudarán a cuidar y mimar tu piel de forma natural.

La rosa Aleia cuenta con una belleza y durabilidad inigualables, pero sus pétalos reúnen además una serie de propiedades medicinales que nos pueden ayudar, y mucho, en el cuidado de nuestra piel.

 

Los griegos y los romanos utilizaban los pétalos en sus baños, otorgándole cualidades de extraordinario valor. Desde hace cientos de años, los pétalos de rosas se emplean para elaborar gran variedad de cosméticos y como integrante de multitud de fármacos.

 

Propiedades de los pétalos de rosa

Los pétalos de la rosa Aleia atesoran propiedades antioxidantes, relajantes, hidratantes y antibacteriales, entre otras. Con un puñado de pétalos podemos elaborar multitud de remedios naturales para cuidar y mimar nuestra piel.

 

Pétalos de rosa como escudo frente a la radiación solar

Los pétalos de rosa albergan vitamina C, lo que les confiere un poderoso poder frente a la radiación solar.

 

Además de protegernos frente a la radicación solar, lo hará también frente a dolencias asociadas a los productos químicos presentes en las cremas solares industriales.

 

 

Agua de rosas

Otras propiedades que atesoran los pétalos de rosa son su poder astringente y antibacterial, lo que los convierte en perfectos aliados para tonificar la piel, dejándola suave e hidratada a la vez que combate las bacterias causantes del acné. El agua de rosas y un simple algodón son suficientes para aplicar estos remedios mediante un suave masaje facial.

 

Además, el agua de rosas es un limpiador de impurezas, por lo que podemos utilizarlo como desmaquillante, lo que implicará una limpieza de los poros a la vez que hidratamos y tonificamos nuestra cara.

 

Podemos también estimular nuestra piel con el agua de rosas, aplicándola como una crema hidratante.

 

Sus cualidades hidratantes nos permiten usar el agua de rosas para el cuidado de las pieles más sensibles, manteniéndolas con un grado de humedad óptimo y tonificándolas.

 

 

 

Baño con pétalos de rosas

Como adelantábamos, las culturas griegas y romanas utilizaban los pétalos de rosas para preparar baños y, podemos asegurar que no estaban equivocados. Bañarnos con pétalos de rosa supondrá no sólo estimular nuestra piel, hidratándola y tonificándola, sino que además nos relajará. Si nos damos el baño al atardecer, nos ayudará a conciliar mejor el sueño. El perfume de las rosas Aleia  nos proporcionará además sensación de frescura.

 

Agua de rosas para nuestro pelo

Los pétalos de rosas nos ayudan también a estimular nuestro cuero cabelludo. Sus propiedades activan nuestro flujo sanguíneo y fortalecen nuestro pelo. Crecerá más fuerte y sano si dentro de nuestra rutina diaria incluimos un masaje capilar con agua de rosas.